Un sacerdote católico italiano ha sido obligado a renunciar luego de que una corte de Roma haya ordenado a su supuesta amante a pagarle 15.000 euros (aproximadamente 17.750 dólares) a su esposo, como compensación por la depresión que este último sufrió a causa del engaño sufrido

Resultado de esta denuncia el italiano recibirá 15.000 euros después de que su esposa le engañara con un sacerdote

Luego de un proceso judicial que duró 5 años, la sentencia fue dictada el año pasado y ratificada hace 6 meses, pero recién se dio a conocer esta semana.

El padre Vito Isachi, el párroco de 45 años vinculado a este juicio, ha presentado su renuncia en la arquidiócesis de L’Aquila este martes 1 de agosto, Mientras la mujer, ha sido obligada a pagar miles de euros, el padre Isacchi fue excusado de pagar un resarcimiento, ya que la corte lo considera “irrelevante” en cuanto a la violación del contrato nupcial.

Según la declaración “El reclamo del demandante contra la mujer debe ser aceptado y desestimado en contra del acusado Isacchi, ya que el reclamo se basa en una violación del deber de fidelidad en el matrimonio, una obligación que no concierne en absoluto a la tercera parte (Isacchi)”, reza el fallo de la corte.

La corte también ha obligado al esposo engañado a pagar 3.200 euros (unos 3.800 dólares) a modo de compensación.

Por otro lado la arquidiócesis de L’Aquila ha expresado su pesar por la situación y ha asegurado que Isacchi se ha arrepentido de sus actos. “Don Vito reconoce su responsabilidad moral y pide perdón por las molestias y sufrimiento ocasionados a la comunidad religiosa y a la sociedad.

El sacerdote ya ha manifestado que no aceptará la contribución que le otorga la corte”, expresó la arquidiócesis en un comunicado.

Como datos generales sabemos que el padre Isacchi es originario de la ciudad de Bérgamo, en el norte de Italia. Fue transferido en 2010 desde su parroquia de Roma a L’Aquila, localidad ubicada a unos 110 kilómetros de la capital, luego de que el escándalo se hiciera público.

Sin embargo los abogados del esposo engañado urgen a la Iglesia a tomar medidas más severas en contra de Isacchi, alegando que el párroco ha violado el derecho canónico y los votos de celibato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *